Redes

Una red no implica necesariamente un orden democrático inherente, ni una conectividad que garantiza la participación e interacción igualitaria. Sin embargo, la idea de la red ha penetrado la cultura popular y generado una idealización de este tipo de organización. Los avances socio-tecnológicos sitúan a las redes como topologías paradigmáticas de esta época. Las guerras mismas se estructuran en red y los virus biológicos aprovechan redes de transporte aéreo para propagarse.

Las redes tecnológicas implican una dinámica doble: agencias distribuidas pero instanciadas en reglas rígidas. Estos protocolos facilitan las redes pero también determinan una lógica para su gobierno. Por otro lado, la información que se distribuye en redes representa un régimen particular de lo material. Sus efectos pueden funcionar como activadores virtuosos a través de arquitecturas complejas o pueden también generar escenarios de caos, saturación o agobio. La condición contemporánea de “estar en red” no es inocente, de la misma manera que no estar en red supone una condición política particular en el mundo híper-conectado.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>